Lorena Ventura

Apoyan a estudiantes con problemas de visión a mejorar su rendimiento escolar

miércoles 18 de abril, 2018

Mediante el programa de Baja Visión Junaeb se encuentra actualmente diagnosticando a los estudiantes de los colegios públicos y particulares subvencionados qué presentan problemas con su vista.

La medida busca conocer en detalle la capacidad de visión de los estudiantes del programa y poder entregar herramientas como lupas y mini telescopios para que puedan leer el material escolar.

Patricia Ramos, terapeuta visual encargada de la implementación nacional del programa, indica que existe un proceso de evaluación que reciben los estudiantes para determinar el mejor tipo de ayuda de acuerdo a la condición de cada estudiante.

“El programa consiste en una evaluación funcional de la visión, la cual es desarrollada por un tecnólogo médico en oftalmología, y luego la parte de rehabilitación enseña a utilizar las ayudas ópticas especiales como lupas, filtros de luz y mesas atril para la postura” manifestó la profesional.

El programa de baja visión incluye a los alumnos que a pesar de haber recibido tratamiento oftalmológico todavía tienen problemas de visión con la pizarra o con las guías que les entregan los docentes.

Irene Coaquira, madre de una de las estudiantes, agradeció la oportunidad y el apoyo de Junaeb.

“Me parece bueno que le dieran la lupa, es una muy buena ayuda. De verdad espero que con este apoyo mejore su rendimiento escolar porque realmente no ve bien la pizarra y eso ha sido un problema” indicó la apoderada.

 

 

A nivel regional son entre 15 y 20 estudiantes los que anualmente acceden a algún tipo de ayuda de este programa de Junaeb.

Un set completo de ayuda del programa de baja visión, el que se utiliza en los casos más graves, incluye diversas lupas y telescopios en miniatura qué tienen un valor comercial promedio de entre $300 mil y $600 mil pesos.

Para la Seremi de Educación, Lorena Ventura, el programa es una gran herramienta para apoyar a los estudiantes a mejorar su rendimiento escolar.

“Es fundamental este programa de Baja Visión porque permite que nuestros estudiantes puedan leer la pizarra, interiorizarse de los contenidos y es un gran aporte que hace el Estado y que es muy bienvenido por los apoderados. También queremos incentivar la capacitación para que los profesores puedan detectar los casos a tiempo y que podamos actuar antes” indicó la autoridad educacional.

Para ingresar al programa de baja visión los estudiantes primero tienen que pertenecer a un colegio público o particular subvencionado y pasar por algunos de los diagnósticos de salud que realiza Junaeb en los colegios y escuelas anualmente, en caso de presentar problemas de visión de mayor complejidad los estudiantes son derivados al programa de baja visión.